Instituciones de lo común

Museu Nacional Centre d'Art Reina Sofia | Carta, núm 2. Primavera-Verano 2011

Recuperem per al debat d’Interacció els articles del dossier «Redes. Instituciones de lo común»  del número dos de la revista ‘Carta’, editada per el Museu Nacional Centre d'Art Reina Sofia (MNCARS).

A l’editorial de la revista amb el títol, ‘Hacia una nueva institucionalidad’, Manuel Borja-Villel proposa buscar un altre model institucional. Aquí teniu un extracte:

«La generación de un nuevo modelo cultural debe ir acompañada de cambios institucionales, porque las instituciones son las principales estructuras de invención de lo social, de un hacer afirmativo y no limitativo.»

«La defensa de la institución pública se hace hoy muy difícil de sostener. La dicotomía entre público y privado en que se ha sustentado la organización social en el último siglo y medio ya no funciona. La dimensión creativa que define nuestra sociedad se encuentra tanto en lo privado como en lo público, y la diferencia entre ambos se determina de un modo arbitrario. Lo público, como gestor de la creatividad, no garantiza que esta no sea expropiada con finalidad de lucro. Lo público señala ahora a un régimen de gestión fundado en la propiedad, cuyos bienes son por tanto enajenables, por más que estos sean más o menos accesibles a un grupo amplio de población o que sean administrados por el Estado.

En este contexto es donde se hace necesario el replanteamiento de la institución desde el ámbito de lo común. Este emerge de la multiplicidad de singularidades que no construyen una esfera pública estatal, aunque tampoco privada, sino al margen de ambas.»

Borja-Villel també expressa su particular definició del papel que hauria d'assumir una institución com el MNCARS en el context social i cultural actual:

«Aunque el museo como institución pública aún mantiene su importancia en la trama de industrias creativas, en la actualidad ha perdido una parte de su poder de mediación, o al menos su posición privilegiada, en la definición de lo que hoy entendemos por cultura. Quienes conforman el panorama cultural son, por un lado, los grandes actores de la industria de la cultura y de la comunicación y, por otro, el magma difuso de los productores que actúan desde la subordinación de su singularidad creativa, ya sea vendiendo su capacidad de creación, o siendo expropiados de ella».

«Si el paradigma económico basado en la especulación y el dinero fácil no se sustenta, es también evidente que la primacía del edificio y del espectáculo sobre el programa artístico del museo ha dejado de tener validez. La exigencia de inventar otros modelos es imperiosa.»

Paraules contradictories amb els fets?  Recordeu que l’any següent montava l’espectacular exposició de Dalí, que li va servir per batre tots els rècords de visites. O, tot plegat és una altra evidència de la progressiva cooptació de la crítica institucional per part de les mateixes institucions? Sigui com sigui, us recomanem la lectura de tots els articles seleccionats.

Editorial 

Hacia una nueva institucionalidad, por Manuel Borja-Villel

La Casa Invisible

El dominio de las sombras, por Judith Revel.

Los límites de la institución crítica y el desafío del común, por Raúl Sánchez Cedillo.

Una institución anómala, Nicolás Sguiglia.

S.a.L.E.

La crisis de la fábrica de la cultura. El caso S.a.L.E., por Marco Baravalle.

Tabacalera

La fábrica de Tabacalera: experimentos de lo común, por Ana Sánchez y Carlos Vidania.

PDF  Carta, núm 2. Primavera-Verano 2011 'Instituciones de lo común'

Inicia sessió o registra’t per enviar comentaris