Cultura popular, avui. La consagración de lo profano