complejidad

Deja de estudiar. Aprende.

Deja de estudiar. Aprende. Cuando menos, ponte a ello.

¿Sabes a qué quieres hacer con tu vida? ¿Sabes qué necesitas saber para hacer eso que quieres hacer? ¿Cuánto más tienes que seguir estudiando para hacer eso que quieres hacer? ¿Sabes que puedes ir aprendiendo según vas haciendo aquello que quieres hacer?

Sigue leyendo pinchando aquí